Página 333 de 333

Re: [Dragó Powa] El último libro que te has leído.

Publicado: 11 Oct 2018 08:48
por M. Corleone
He leído "Al final de la tarde" de Kent Haruf (es el segundo de la trilogía de "La llanura" que empieza con "La canción de la llanura").

Imagen
Kent Haruf, autor de Nosotros en la noche, vuelve al pueblo imaginario de Holt en esta continuación de la «Trilogía de la Llanura» que inauguró con La canción de la llanura.
Los envejecidos hermanos McPheron están aprendiendo a vivir sin Victoria Roubideaux, la madre soltera a la que acogieron y que ahora ha dejado su rancho para comenzar sus estudios universitarios. Un joven solitario cuida estoicamente de su abuelo, y una pareja de minusválidos intenta proteger a sus hijos de un pariente violento.
A medida que estas vidas avanzan y se entrecruzan, Al final de la tarde desvela verdades inmemoriales acerca de los seres humanos: su fragilidad y resiliencia, su egoísmo y su bondad. Su habilidad, al fin y al cabo, para sentirse en familia los unos con los otros.
Esta entrega, nostálgica y repleta de singulares momentos de redención, es un retrato dotado de una esperanza tan sencilla y clara como la prosa de su autor. Con su estilo sobrio, Haruf supo construir en la «Trilogía de la Llanura» un paisaje literario que ha sido comparado con el Mississippi de Faulkner, el Medio Oeste de Sherwood Anderson o la California norteña de Wallace Stegner.

Lo cogí con un poco de pereza, porque había leído ya dos obras del mismo autor, y creía que iba a acabar cansándome volver al mismo pueblo con algunos de los mismos personajes que la misma novela, pero lo he disfrutado. Haruf es un autor que parece que confía a partes iguales en la bondad del ser humano (sus protagonistas suelen ser gente con sólidos principios morales) y en su mezquindad (siempre están rodeados de gente bastante capulla). Te da una paletadita de realidad y la compensa con una buena acción. Escribe bien, estaba enamorado de la naturaleza de su tierra natal y se nota: respiras el aire, hueles la hierba... Vamos, que a veces me parece un poco infantil o inocentón en su candidez (acostumbrado a leer tanta historia turbia y sin esperanza), pero que disfruto mucho leyéndolo y que cuando Mondadori publique el tercero... caerá.

He empezado "Ordesa" ahora en el metro y, de momento, creo que me va a gustar.

Re: [Dragó Powa] El último libro que te has leído.

Publicado: 12 Jun 2019 19:29
por arafat
M. Corleone escribió:
11 Oct 2018 08:48
He empezado "Ordesa" ahora en el metro y, de momento, creo que me va a gustar.
ORDESA ES UNA MIERDA Y SI LO DIGO DOS VECES DOS VECES QUE ES VERDAD.

Re: [Dragó Powa] El último libro que te has leído.

Publicado: 12 Jun 2019 23:46
por Yongasoo
arafat escribió:
12 Jun 2019 19:29
M. Corleone escribió:
11 Oct 2018 08:48
He empezado "Ordesa" ahora en el metro y, de momento, creo que me va a gustar.
ORDESA ES UNA MIERDA Y SI LO DIGO DOS VECES DOS VECES QUE ES VERDAD.
Estoy muy mal de lo mío.

Me quedé pensando que en realidad no es tan malo y lo iba a decir hasta que me di cuenta de que yo estaba pensando en Odessa (The Odessa File) de Frederick Forsyth.

(murdor)

Re: [Dragó Powa] El último libro que te has leído.

Publicado: 13 Jun 2019 13:10
por M. Corleone
arafat escribió:
12 Jun 2019 19:29
M. Corleone escribió:
11 Oct 2018 08:48
He empezado "Ordesa" ahora en el metro y, de momento, creo que me va a gustar.
ORDESA ES UNA MIERDA Y SI LO DIGO DOS VECES DOS VECES QUE ES VERDAD.
"Ordesa" es el mejor libro que leí en 2018, para mi gusto. Es un libro de amor/odio, o te encanta o no te gusta nada de nada. A mí me encantó.

Re: [Dragó Powa] El último libro que te has leído.

Publicado: 13 Jun 2019 13:17
por M. Corleone
En ausencia de foro solo he leído 3 libros:

Rialto, 11 - Belén Rubiano

Imagen
Un día de principios de otoño de 2002, la luz de una pequeña y recóndita librería de la plaza del Rialto de Sevilla se apagó, sin ruido ni apenas despedidas, definitivamente. Su fundadora había empezado a vender libros diez años antes en otras librerías, donde aprendió muchas cosas, además de su oficio.

En la sucesión de vivencias que conforman estas deliciosas memorias parciales, Rubiano comparte con los lectores la insobornable vocación que le llevó a establecerse como librera en una esquina del mapa. Y lo hace con humor y con cándida sinceridad, porque salvo la satisfacción de trabajar entre libros y lectores entendemos desde el principio que nada es como había soñado y que en el oficio no faltan tormentas, marejadas y amargas decepciones. Pero también hay, afortunadamente, momentos delirantes, impagables lecciones y grandes alegrías.

Ante todo, la valía de estas páginas, que el lector recorrerá entre la carcajada libre y la más profunda empatía, reside en la vitalidad y el personalísimo estilo con el que Rubiano nos habla de su particular devoción por los libros y de cómo uno puede llegar a arriesgar cualquier seguridad por perseguir un sueño
.
Se lee en dos patadas, es ameno, divertido y está bien escrito (aunque el estilo un tanto "recargado" de la autora puede gustar más o menos). Los capítulos son cortos, tiernos y es muy fácil empatizar con la autora aunque nunca se haya tenido una librería, aunque nunca se haya sido autónomo. Gustará a todos los que sean felices en una librería. Yo lo he gozado, y lo he recomendado y regalado ya.

Vamos, que muy bien, no es "84 Charing Cross Road" (que a mí me parece LO MÁS MEJOR DEL MUNDO), pero es absolutamente recomendable para bibliófilos y personas con un poquito de sentido del humor y amor librero.

Kentucky seco - Chris Offutt

Imagen
Kentucky seco es el bourbon que antiguamente se destilaba de forma clandestina en esta región del sur de los Estados Unidos y el título de los nueve relatos ambientados en una pequeña comunidad sin nombre de los montes Apalaches, un lugar inhóspito, pero de gran belleza, en el que tener estudios se considera un signo de arrogancia y donde la caza no es precisamente un deporte. Pecadores convertidos en predicadores, jugadores con malas pulgas, ancianos que viven en el bosque y prefieren la compañía de los animales a la de los hombres, hijos sin padres, familias en las que nadie trabaja y albañiles que cultivan marihuana para sobrevivir protagonizan historias duras y reales de gente humilde pero orgullosa.

Chris Offutt debutó en 1992 con esta colección de relatos con la que quiso «brindar un libro a la gente de casa... en el que los lectores de las montañas pudiesen por fin reconocer su cultura sobre el papel, con un lenguaje que pudiesen entender, sin condescendencia». Offutt pasó su infancia y primera juventud en Haldeman, Kentucky, una población minera de 200 habitantes que ya no existe. Tras licenciarse en la Universidad de Morehead, recorrió los EEUU a dedo y trabajó, por horas, en más de 50 empleos. Alumno de James Salter y Frank Conroy en el curso de escritura creativa de la Universidad de Iowa, es autor de otro libro de relatos, de 3 obras autobiográficas y de 2 novelas
.
Me ha gustado mucho. Diría que su mejor virtud es que cuesta muchísimo encontrarles algún defecto a cualquiera de los relatos, todos son muy buenos, con ninguno he pensado "El libro está bien, pero este relato qué malo".

Apalaches, güisqui casero destilado, escopetas, analfabetismo, familias rotas, cabañas en la montaña... el rollo completo. A mí me vuelve loco. El tipo es de allí, así que sabe de lo que habla, y lo cuenta sin dramas añadidos ni impostación. Muy bien. Muy bien, Sajalín.

Invierno-Rick Bass

Imagen
En el valle del Yaak, en Montana, viven apenas treinta personas y un número indeterminado de osos, lobos, coyotes, pumas, alces… Un lugar sin duda salvaje y remoto. De hecho, allí la mayoría de las casas carecen de electricidad o teléfono. Para sus habitantes, sin embargo, eso no parece ser un problema. Son leñadores, tramperos, guías de caza, domadores de caballos, tejedores de atrapasueños, veteranos de Vietnam, un payaso de rodeos jubilado… También hay un par de fugitivos, aunque quizás, de un modo u otro, todos lo sean: todos han llegado hasta allí huyendo de algo y aquel aislamiento los hace sentir seguros.
[...]
Ahora que nuestro invierno es cada vez menos invierno, que su belleza es cada vez más frágil y esquiva, este libro se presenta como un canto poderoso al níveo secreto del Gran Frío
.

Pues muy bien también: un tipo de Texas se va a Montana a pasar frío pelón y escribir, con su mujercita (pintora). La adaptación al frío y al lugar, el intentar encajar Y GOZARLA (no es un libro de penurias, el tipo lo disfruta a tope), el huir de la civilización (no hay ni electricidad ni teléfono, es 1991). Naturaleza, hombres rudos, motosierras, y todo bien.